Benefíciese de la mejor oferta en la mayor red de socios de seguros
PREGUNTAS FRECUENTES
¿QUÉ ES UN SEGURO DE VIDA?
Todos lo sabemos y conocemos casos: la vida te cambia de un día para otro, de un momento a otro. Desgraciadamente. Si tus hijos, tu pareja, tus padres o cualquiera que dependa de ti no tiene garantizada la independencia económica, deberías asegurar su futuro. Porque nadie está a salvo de un accidente.

Un seguro de vida te permite proteger a las personas que están a tu cargo si te pasa algo y no puedes ayudarlos. Tu seguro se ocupará por ti de que nada les falte.

Las personas que más quieres podrán recibir una indemnización por el capital asegurado, de una vez o también en forma de renta, para que tus hijos tengan garantizados sus estudios, por ejemplo, o para que tu familia haga frente a la hipoteca, o para que tu pareja pueda seguir pagando las letras del coche o el alquiler de su negocio…

Compara precios y coberturas en las principales aseguradoras. Déjate asesorar por una correduría de seguros que analice tu caso, tus necesidades y las de los tuyos. Porque los seguros de vida son baratos y asegurar el futuro de tus seres queridos no tiene precio.
¿QUÉ CUBRE UN SEGURO DE VIDA?
Básicamente si te mueres o te quedas totalmente inválido, pero se puede ampliar a más coberturas.

Si vas a hacerte un seguro de vida, debes contar a tu corredor de seguros cuáles son tus aficiones, porque algunos seguros excluyen el fallecimiento durante la práctica de deportes de riesgo. O sea, que si te apasiona el puenting, deberías pedir que te cubrieran también eso.

Tu compañía de seguros no se hará cargo si tus herederos deciden quitarte de enmedio para cobrar: que lo sepan. Y no querrá saber nada en el supuesto de que mueras por viajar a un país en guerra. Tampoco puedes suicidarte durante el primer año de tener un seguro de vida (nosotros te aconsejamos que no lo hagas nunca).

En cuanto a la invalidez, generalmente, los seguros de vida solo la cubren si es total, pero puedes elegir una póliza más amplia.

Lee las condiciones de tu seguro de vida para saber qué está excluido. Los seguros de vida son muy baratos y, lógicamente, tienen limitaciones. Pero si quieres, puedes cubrir riesgos adicionales con un coste mayor.
¿QUIÉN DEBE SER EL BENEFICIARIO DE UN SEGURO DE VIDA?
Cuando las pólizas del seguro de vida las hace una entidad bancaria suele ponerse ella misma como beneficiaria. Es decir, tú falleces y la compañía aseguradora paga la indemnización al banco en vez de a tu familia. Con esto se liquida el capital pendiente de la hipoteca.

Dependiendo de en qué comunidad vivas y qué impuestos de sucesión estés obligado a pagar, puede ser ventajoso que tu banco reciba el importe para pagar la hipoteca.

Pero ¿no sería mejor que aseguraras tu vida por una cantidad mayor que el dinero que debes de la hipoteca para que los tuyos pudieran hacer frente a otros gastos y salir adelante si tú faltas?

Cuando estás pagando una hipoteca nunca sabes exactamente lo que debes, los intereses, el capital pendiente y un montón de conceptos hacen que te líes y nunca lo tengas claro. Por eso no debes dejar exclusivamente en manos de tu banco cosas que solo ellos entienden.

Es lógico que el banco cobre, pero tu familia también. Pagar la hipoteca no suele ser suficiente cuando un miembro de la familia fallece. Es necesario ampliar las coberturas.
¿POR CUÁNTO DINERO HACER EL SEGURO?
Para contratar un seguro de vida te van a preguntar qué capital quieres asegurar; es decir, cuánto quieres que la compañía de seguros pague a tus herederos si a ti te pasa algo. Lógicamente, cuanto más necesites, más vas a pagar por tu seguro.

¿Cómo calcularlo?

Incluye un capital que sea al menos cinco veces tu salario bruto anual. Esto es, si ganas 24.000 € al año, asegura un capital de 120.000 €.

Si tienes una hipoteca, suma el importe de lo que te quede por pagar, para que tus herederos puedan hacer frente a las cuotas del banco.

Si tienes deudas por préstamos personales o letras del coche…, añádelas al capital asegurado.

Piensa, además, en la situación particular de los tuyos. ¿Tus hijos son pequeños o ya se ganan la vida? ¿Tu pareja tiene sus propios recursos o necesita tu aportación económica? ¿Hay familiares dependientes?…

Suma todo esto y calcula el capital que debes asegurar para proteger a las personas que quieres.
¿QUÉ ES EL CUESTIONARIO DE SALUD? ¿Y LA REVISIÓN MÉDICA?
Para hacerte un seguro de vida la compañía te preguntará por tu salud. Es lógico, ¡le interesa que sus clientes no se mueran!

Tendrás que responder a un breve cuestionario médico con preguntas sobre tu estado de salud y tus hábitos de vida. Nuestro consejo es que jamás mientas, porque si falleces por una dolencia que no habías declarado previamente, puede que tu seguro no se haga cargo.

Este cuestionario es muy simple si tienes menos de 45 años y si el capital asegurado es inferior 300.000 €. Consulta con tu corredor de seguros, porque no todas las compañías exigen los mismos requisitos. En algunos casos, por edad avanzada o porque quieras contratar un capital muy elevado, la aseguradora puede pedir que te hagan una revisión médica en un centro concertado con la compañía. Estupendo. Así sabrás si estás bien y qué debes hacer para cuidarte.

Ten en cuenta que la compañía deberá hacer un gran desembolso si te pasa algo, de manera que controlará que no hayas tratado de engañarla.